Academia de Cirugía Ambulatoria del Pie, el inicio

El 17 de agosto de 1987, un grupo de podólogos con inquietudes quirúrgicas y con el objetivo que el podólogo consiguiese plena autonomía en la cirugía relativa al pie, se creó la Academia de Cirugía Ambulatoria del Pie (ACAP),  a cuya cabeza estaba Luis Aycart Vijuesca (D.E.P.), pionero de la cirugía podológica en España.

 

Javier Aycart Testa y Manuel González  San Juan (Ortocen), Juan José Araolaza, Ángel Cabezón, Francisco Muñoz Piqueras, Lorenzo Sánchez Quirós, Francisco Javier Díez Torices, Manuel Albalá, Jon Gerrikaetxebarría, Juanma Báez, José Manuel San Román, José Luis Fernández Lago, Miguel Ángel Martínez… eran algunos de los muchos miembros entre los cuales me incluyo yo mismo, motivo por el que me siento sumamente orgulloso y agradecido.

 

Los objetivos concretos que se marcaron desde la ACAP fueron:

  • Reunión de los podólogos interesados en el estudio y prácticas de las diferentes técnicas de la cirugía ambulatoria del pie en beneficio de los pacientes y del resto de sus asociados.

  • Promoción del estudio e investigación científica en técnicas de cirugía ambulatoria y técnicas aplicadas que pudieran ser realizadas en la consulta del podólogo.

  • Definición de protocolos, documental y técnico para la realización de intervenciones de cirugía ambulatoria.

  • Seguimiento estadístico de las experiencias quirúrgicas realizadas por todos sus miembros  para su análisis y difusión.

  • Establecimiento y definición de la nomenclatura de estas técnicas.

  • Mantenimiento de vínculos con asociaciones extranjeras de similares objetivo que hicieron posible el intercambio de conocimientos y cuantas experiencias propiciaron el progreso del nivel profesional de sus miembros. Fruto de esta relación se estableció “The Academy Of Ambulatory Foot Surgery”, como se denominó a la prolongación de esta asociación en los EEUU.

  • Presentación ante el Estado, instituciones públicas y/o privadas del interés científico y asistencial de la especialidad y cualificación de sus miembros.

  • Establecimiento de  acreditaciones en aspectos concretos para aquellos centros o miembros que reunían determinados requisitos en cuanto a medios, experiencia y nivel de formación en la especialidad.

  • Emisión opinión o dictamen sobre aspectos técnicos y legales que afectaban a la especialidad y/o a sus asociados.

 

Queda patente que con la consecución de los objetivos relacionados, se establecieron desde la ACAP las bases para todos los procedimientos quirúrgicos desarrollados hoy por la AECP (Asociación Española de Cirugía del Pie) y AEMIS (Asociación Española de Cirugía de Mínima Incisión).

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload